Site Overlay

Historia del queso

El queso es un alimento que ha acompañado el desarrollo humano desde hace más de 8000 años; La introducción de la producción lechera fue una innovación sumamente importante en la agricultura prehistórica y los productos lácteos se incorporaron con facilidad en la dieta prehistórica como un componente sumamente importante.

Los teóricos gastronómicos establecen un posible origen del queso en los grupos de pastoreo en donde la leche de cabras se colocaría en un ánfora hecha con el estómago del animal; las enzimas de este funcionan para descomponer las partículas lácteas y solidificarlas generando una especie de queso ricota o cottage. Esto es un avance significante para la alimentación prehistórica pues el queso permite transportar el producto lácteo de una manera segura donde no se puede derramar, así mismo que evita que se descomponga con facilidad y permite que los agricultores, generalmente intolerantes a la lactosa, pudiesen digerirlo.

La cultura del queso ha sido sumamente importante para las culturas occidentales principalmente la europea; donde el consumo de lácteos es una base de su alimentación desde épocas prehistóricas; los científicos teorizan que el alto consumo lácteo por parte de las culturas europeas se debe a un déficit en la vitamina D.

Para producir esta vitamina los humanos requieren de una exposición al sol de manera constante, en las zonas europeas esto no es tan fácil de lograr; por lo tanto se debió buscar maneras de obtener esta vitamina por medio de la alimentación; los lácteos son una fuente sumamente importante de vitamina D he de ahí su importancia para las culturas del norte a diferencia de las culturas mas cercanas a los trópicos y el ecuador donde la presencia del sol reduce la necesidad de alimentarse de lácteos.

Con los años la naciones europeas han desarrollado nuevas formas para generar quesos enfocándose más en su sabor y características únicas a base de su añejamiento y producción.